Latest News

“EL TREN DE LOS MOMENTOS"



"Enséñame tus manos": abre la oscura puerta del silencio, la sensación de vacío que deja un corazón que está en obras. Pasamos el tiempo deshojando el resto de nuestras vidas, la eterna margarita de caprichos e indecisiones, y el tiempo, lejos de sentirse aludido sigue marcando sus horas sin importarle un carajo nuestra impaciencia. Hay un maldito momento donde se habla menos y las sonrisas se hacen cada vez más excepcionales. Y ese lento descenso, nos lleva a un desierto…. pálido como la muerte, donde la voz se pierde en la nada para no volver, donde se nubla el sentimiento y el cariño se cuela por las grietas del despecho.
La esperanza no contesta y sólo se oye el grito que nos empuja a mantener la fuerza, las ganas y el coraje. Arrugando los últimos esfuerzos extendemos las manos buscando unas palmas abiertas para seguir viviendo, sin llegar a comprender que vivir es algo más que no morir. La muerte no llega más que una vez, pero se hace sentir en todos los momentos de la vida. Mientras el viaje va cerrando su abanico…..mi ánimo se vuelve impaciente… siempre he querido llegar a mi destino pero alcanzarlo al fin me produce algún temor…. pienso en bajarme del tren en marcha, pienso en seguir hasta el final… y también pienso en ella, que me produce la misma sensación…querer y temer al mismo tiempo.
Un día encontramos unos ojos imposibles de pasar inadvertidos… “Desde que la vi, fije irrevocablemente mi destino. Aquella mirada hacía que todas mis intimidades fueran suyas…bendita y maldita mirada…

"A la primera persona": es una petición de verdad, de luz, de esperanza. La vida puede convertirse en una sucesión de emociones excesivas, del entusiasmo más sublime, sin transición a la pobre y estéril desilusión. Todo lo grande, también se desgasta. Los grandes momentos, las personas importantes...todo se deteriora, termina por romperse, por desvanecerse o simplemente desaparece sin más...
Las gotas frías de la vida, se presentan como una amenaza para nuestros valores mojando tímidamente a su paso momentos del pasado. El amanecer me encuentra despierto... Ante mí, la soledad, y alrededor, el silencio. Me asaltan las dudas, el miedo me atraviesa y necesito volver a encontrar sentido a la fe, al amor. Volver a encontrar aquellos gestos ciertos, esas miradas limpias y sin complejos, las verdaderas palabras transparentes cargadas de confianza. Y busco…. y espero.... ese momento donde arder juntos de nuevo en la hoguera de piel y sentimientos. Pido encontrar a las personas y los lugares donde entregarme a la felicidad de vaciar mis preciadas mercancías. Donde la fe se agota en medio de tanta desilusión amorosa, uno siempre mantiene la vida de sentir. Es tarde, pero aún queda noche hasta llegar a mi parada… El movimiento del tren mece mis pensamientos…y frente a frente converso conmigo, con mi propia Alma… el temblor me arranca una frase: se lo dices tú...

Hay historias que dibujan una imposibilidad de cumplimiento. "Te lo agradezco, pero no": es una gentil despedida que te anima a exprimir un único momento detenido por un minuto que aun no comenzó. Es la vida por momentos del dueño de un corazón libre que agradecido por lo compartido te suelta ligeramente en la oscuridad de la noche, permaneciendo entero hasta que el amanecer le pueda sorprender con un regreso...
Un corazón que sacude recuerdos y colecciona olvidos.
Un corazón con manchas de carmín en la memoria.
Un corazón con miedos y temores a descolocar el perfecto desorden de las cosas.
Un corazón que se despide de la primavera contando los pétalos que dejó a su paso.
Un corazón para el que la distancia sólo es espacio aéreo.
Un corazón con traje de olvido que viene y se va. Es un corazón que no cree en el adiós, pero si en el hasta luego. El dueño de un corazón cobarde que te canta mientras tú te giras y andas hacia el tren que os separará.

"Donde convergemos": es un punto invisible pero real, en el medio exacto de un lugar en el que, todos y todo, está en equilibrio y coincide. Los lados opuestos invitan a dividir las fuerzas, las opiniones contrarias alimentan enfrentamientos. El color blanco y el color negro no se hablan. Los altos y los bajos no se miran. Hay dos que no se extrañan desde hace meses.
Estamos más cerca de rozar nuestras emociones y de cruzar nuestros sueños que de romperlos en pedazos. Sólo hay que saber encontrar ese punto donde concentrar los abrazos. En el laberinto de mordiscos y arañazos hay un espacio concreto donde se olvida que hay enemigos, donde se mira de la misma forma, donde se siente lo mismo.
Ese punto es donde el odio se paraliza y reposa ternura.. Hay un momento en medio del caos donde todo se ordena, y hay un riguroso momento donde la risa aplasta la tristeza. Ahí todo es mucho más gratificante que la venganza y el rencor.
Existe un punto en el tejido fino de la vida donde se sujetan todos los deseos por igual.
Las ideas, las tendencias, y los sueños de cada uno de nosotros, de los dos, de todos, confluyen en un mismo punto, en un medio exacto. Ese momento cierto, donde convergemos.

"En la planta de tus pies": es primavera y el tren dibuja a su paso un arco iris… A lo lejos adivino unos pies descalzos… me apresuro sigiloso hacia ella que me muestra la planta de sus pies. Uno solo encuentra una manera de acercarse a otra. Es una manera limpia, que fluye como el aire y que empuja y agarra, sin llevar encima cargas que no se pueden entender.
Dos almas desnudas de posesión, de dominio y propiedad. No hay intención de transformar a nadie. Solo la invitación a un baile para dos, donde el cambio, sólo es de lugar. En ese momento las líneas marcadas en la planta de tus pies, se extienden dejando a la luz las vías dibujadas en el mapa de los cuerpos. Un sitio para que el mar llene de azul el aire, abrazados... bailando descalzos hacia el infinito. Un amor generoso, donde es muy difícil equivocarse. En mitad de mi viaje, percibí a una pareja que a lo largo de su recorrido en el tren, no dejaron de buscarse y de esconderse, detrás de esa actitud, granuja por una parte y valiente por la otra, alguna intención de permanecer juntos se intuía… ellos lo llamaban la peleíta...
"La peleíta": describe ese momento de amor...que lleva algo de canalla y al mismo tiempo oculta un deseo rabioso de amor sincero. Un momento vestido de otro. Es ese hilo misterioso que parece atar lo que es y lo que ha de ser... Cuando decidimos que no podemos esperar que la vida nos acerque los deseos, sino que debemos arrancárselos. Es un momento donde tenemos que apostar por lo que queremos sin hacer el más mínimo desplante a nuestro destino, a pesar de la dificultad por conseguirlo. Enfrentarnos a los escurridizos rechazos de aquella persona que nos atrae y hacer que la suerte se ponga de nuestra parte. La furia y el placer de la pícara batalla por conseguir lo que uno quiere.....
El tren atraviesa un túnel interminable… y se para en una estación desolada…. parece desértica…. Decido asomarme y la tristeza se hace realidad… me froto los ojos y busco encontrar un suspiro… algo de vida… alguien que me enseñe sus manos…
"Se lo dices tú": No siempre uno se atreve a pronunciar palabras que duelen.

Cuando suena un adiós, cuando algo se quiebra, los sentidos se cierran, los ojos no miran por no hacer sufrir, se produce un caos mental imposible de descifrar sólo con palabras. Y entonces surge un murmullo que lentamente nace de nosotros. Está en los sótanos de nuestra conciencia, ladra hasta subir a la superficie de nuestra memoria. Y buscamos un refugio, un aliado. El Alma, es esa parte inmortal del hombre, capaz de entender, de querer y de sentir, que se desprende del individuo pero que al mismo tiempo le constituye.
Ella es capaz de responder sin titubeos a la realidad que se nos presenta en determinados momentos, incluso en aquellos que no esperábamos. Nos habla, le hablamos. Un día sentimos el zarpazo de su eco, y otro día le golpeamos para que despierte y hable por nosotros.
Una forma de disfrazar nuestra voluntad es ir de la mano del alma y susurrarle al oído: “se lo dices tú”.

"Se mlestan": vuelve la calma, y se oye la voz de alguien que se queja, pero parece no sentar bien el sonido de sus palabras, y el resto de personas que rodean al hablante se molestan…

No hay nada mejor que poder decir lo que uno piensa... sin miedo ni vergüenza ante una desagradable réplica. Y hay muchos que cuando escuchan quejas, se molestan....no podemos vivir a espaldas de lo que ocurre a nuestro alrededor... hay que manifestar la rabia, la furia, y todo aquello que nos irrita .Todo pasa... pero cada día pasan cosas que nos afectan a todos, vivimos en nuestro pequeño y acomodado escenario, sin querer ver mas allá de nuestras narices... las desgracias ajenas se resbalan por los canales de nuestra compasión. Y esperamos que las guerras se arreglen mientras planeamos nuestras vacaciones al Caribe, firmamos una nueva hipoteca millonaria, o echamos un ojo al catálogo del último modelo de coche que nos gusta, haciendo caso omiso de las manchas vertidas en este mundo. Y es que la miseria de este condenadísimo mundo no está para ser entendida sino para ser solucionada.... y que nadie se moleste.
De repente, un rayo de sol ilumina el vagón por completo, todos dejan lo que están haciendo y recorren la distancia de ese rayo…

"Te quiero y te temo": te digo una vez mas…. te quiero porque tocas mis emociones, me abrigas el corazón y agitas mi alma… y te temo exactamente por la misma razón. Tu amor me expande y me encoge a la vez. …, me das la fuerza para envolverte con mis ansias, para atarte a mi vida… pero me asusto… y te escondo tras mi desconfianza…huyo del placer de amarte y al mismo tiempo me precipito hacia ese sentimiento inmortal que me domina … Me sobran las ganas, pero me falta el valor. Oigo algún desarreglado latido en mi corazón….. podría enamorarme… en ese momento me paralizo… puede ser demasiado bueno...y a eso si que le tengo miedo. Donde irán esas noches en las que te invento…? Que será de mis notas y mis versos? El tren disminuye su velocidad, parece fatigado… son muchas las estaciones que ha dejado atrás… desprendiéndose en cada parada de una parte de él… todos los que disfrutaron de ese viaje, cada uno que viene y que va, se atan a esas vías y le piden que no pare nunca… pero el tren parece estar diciendo: te lo agradezco, pero no...
"El tren de los momentos": el tren duerme y en sus puertas un cartel que dice ”No molesten, estoy soñando”

En fin, la vida de cualquiera, es la vida de cada uno. Pero uno no vive una vida cualquiera, sino la vida. Buen viaje. El tren de los momentos... se va.



“PARAÍSO EXPRESS”

Mi Peter punk”: Alejandro Sanz inicia el disco con toda una declaración de intenciones acompañada por toda la intensidad de su banda al completo en una letra llena de dobles sentidos que refleja a la perfección el momento por el que está pasando a sus 40 años. “Habla de las diferentes formas en que el tiempo pasa para las personas. Para mí, el paso del tiempo no tiene que impedirnos conservar intactas las ilusiones y los sueños, e incluso la rebeldía y la travesura. Si creces sin querer crecer, te puedes convertir en Peter Punk”.

Desde cuando”: “Aquí me entró la vena romántica. El leitmotiv de esta canción es: ¿cómo puede ser que yo me pase toda la vida buscándote y ahora que te encuentro, no seas capaz de decirme ni tu nombre? Es de las canciones que tiene más influencias de mi disco “Más”. Es verdad que en temas como éste retomo mucho de aquella esencia y es algo inconsciente, o quizás la conciencia me abruma porque, probablemente, estoy en un período similar de mi vida. Es la más italiana, el baladón de los conciertos”.

Looking for paradise”: “La escribimos entre Tommy Torres (el productor de “Paraíso Express), Alicia Keys, Swizz Beatz y yo. Creo que va a ser una sorpresa para mucha gente porque es un dueto con una artista que a penas hace duetos, y porque es una canción cantada en español y en inglés en la que no importa si no hablas inglés, porque la entiendes, y en la que no importa si no hablas español, porque también la entiendes. Es una canción muy positiva, musical y líricamente en la que hablamos directamente a quien la escucha invitándole a buscar su paraíso, ese paraíso muchas veces está dentro de nosotros, aunque a veces nos empeñemos en buscarlo fuera. ”

Yo hice llorar hasta los ángeles”: “Es una bulería en la que más que a nadie, me pido perdón a mí mismo. Componer es una forma de desnudarte y de mostrar también tus debilidades. Como dije alguna vez, no sólo están las canciones para vengarse, sino también para recapacitar. Como en otras muchas canciones anteriores, hay varias referencias a Dios. Siempre he dicho que soy creyente y tengo mi relación con él. Dentro de mí hay un espacio de usuarios y un administrador, y él tiene su password y pasa a verme porque ese espacio de mi cabeza y de mi corazón es suyo”.

Sin que se note”: “Es muy importante mirar sin que se note porque cuando te miran y lo notas, ya pones postura, sacas los morros. Musicalmente es lo que yo llamo un rock elegante. Me recuerda un poco a los arreglos que hizo Elton John para su disco en directo con la Melbourne Symphony Orchestra. Tiene también algo de rock sinfónico, es una canción con una gran producción y suena gigante: ¡me encanta! Esta canción lo agradece”.

Lola Soledad”: “Una amiga me decía que si se la había dedicado a Lola Flores. Y podría haber sido. Yo creo que hay muchas “Lola Soledad” en el mundo. Son mujeres con carácter, mujeres vividas, mujeres que han pasado circunstancias complicadas, pero siempre interesantes. Quería rescatar un poco a esa dama golfa y valiente y hacerle un homenaje a la mujer con mayúsculas. Es una canción única, con mucha personalidad y un estilo propio.”

Pero esta tarde no te vas”: “Me gusta esta letra especialmente porque es una concesión de virtudes de alguien que sabes que no te va a pertenecer jamás, que es una persona que es totalmente libre, que no tiene ninguna intención de atarse a tu vida, ni de que tú te ates a la suya. Está toda la canción reconociéndolo, viéndolo venir, sabiendo que se va a marchar, y en
la última frase: ‘yo sé que eres fugaz / pero esta tarde no te vas’ descubre la firmeza de él, la seguridad de que le debe al menos una tarde más por tanta entrega. Tiene todo el desgarro, va subiendo, y te va metiendo en la canción hasta que entras en el viaje”.

Mala”: “Yo diría que es una especie de copla reggae en la que al final el protagonista lo que dice es que a los hombres lo que nos va es la caña reconociendo que: ‘y no te puedo dejar / y te quiero incluso un poco más mala’. Acaba casi como un rock psicodélico. Es otra canción muy particular y diferente a todo lo que he hecho hasta ahora. Estoy loco por conocerla”.

Tú no tienes la culpa”: “Ésta es la balada del disco. Creo que el piano está magistralmente tocado. Hay una vocación de no culpar a nadie de las cosas que ocurren, pero tampoco a uno mismo. Por eso dice: ‘tú no tienes la culpa…/ ni yo’. Soy así, mi vida es así, éstas son las circunstancias. Yo sé que estando a mi lado es como si se eclipsara el resto de tu vida. Cuando digo ‘Tú me haces bello el retorno’ siempre me acuerdo de una frase que le escuché a Manuel Molina: ‘los artistas somos seres que nos vamos… y luego volvemos’.”

Nuestro amor será Leyenda”: “Es una historia de amor en la lejanía pero tan fuerte que ni siquiera la distancia, que como todos sabéis es la que hace el olvido, puede con él. Es un medio tiempo, alegre pero emotivo, como el resto del disco. El título es muy peliculero porque yo soy muy peliculero en el amor, y había que ponerle ese condimento perfecto de la distancia. La melodía y la construcción me recuerda un poco a “Quisiera ser”.

ALEJANDRO SANZ Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates