Latest News

Ha agotado las entradas para su concierto de mañana noche, dentro de la gira 'Paraíso Tour', en la plaza de toros de Atarfe

A falta de Alta Velocidad, el expreso de Alejandro Sanz se detendrá mañana en la plaza de toros de Atarfe (22.00 h., entradas agotadas). Un concierto más en la espectacular gira 'Paraíso tour' en la que el madrileño-gaditano ha abrazado la tecnología de última generación para envolver su cancionero. Aunque ahora frecuenta sobre todo aviones, el imaginario ferroviario parece ocupar un lugar determinante en su inconsciente, y una vez en vía muerta aquel 'Tren de los momentos', tira ahora de la cuerda del silbato en la locomotora del 'Paraíso express', aunque por el nivel técnico anunciado ya debe tener mando a distancia para sonar.
Sanz se mueve entre el partidor de corazones y el suburbial rapero hispano, con aires de latin jazz, pulsación funk y el arte del flamenquito ligero. Un 'revoltillo' que, aunque el tiempo ha erosionado algo en su mordiente (y él ha contribuido con enrevesadísimas letanías), sigue conservando el magnetismo para buena parte de su público, ya adulto, y que cuando se les parte el corazón lo solucionan en el juzgado de familia. Sanz ha sabido crecer con su gente, cambiar con la pulsación mundana y conservar, y es una excepción casi única, el respeto absoluto de todo el gremio que desde siempre le ha sentido como 'uno de los nuestros'.
Convertido desde Miami en un galáctico del circuito latino, con sus obligadas servidumbres y el gigantismo supertalla que requiere la demanda, el de Moratalaz suena más natural que casi todos los latinlovers/as de importación, así su mediterránea sonrisa, entre pícara e inocente o burlona, a pesar de los años, ésa sí que parte corazones.
Y en ese pulso entre naturalidad y artificiosidad, Sanz explicó que concibió esta nueva gira como un «espacio vivo, donde él y la banda de nueve músicos que lo acompaña dejarán espacio para la improvisación, que es como el primer beso, que te permite descubrir cosas de una persona que ni hablando un año con ella no hubieras descubierto».
De telonero
Recuerda perfectamente y con simpatía el maestro García Lapido cuando, para un concierto de 091 en Cádiz, se presentó una chaval con una guitarra de palo diciendo «hola, soy Alejandro Magno y soy vuestro telonero». Ahora, con sólo ver que vende estadios enteros en horas y se coloca bajo la luz fría de 150m2 de pantallas de diodos, está claro que aquel primer apellido artístico ya se ha hecho realidad.
Tras la edición a finales del año pasado del disco mencionado, su decimocuarta producción desde aquel 'Sr. Magno' inicial, y las presentaciones oficiales de rigor, Sanz ha vuelto a montar un tour intercontinental, la denominada 'Gira Paraíso', que en su debut hispanoamericano acumuló cerca de 200.000 espectadores (y una agria polémica con el comandante en jefe venezolano Hugo Chávez) antes de llegar a España el pasado 2 de mayo en Córdoba.
Apoyando el itinerario se ha publicado una nueva versión del cedé de 2009, que se pide por 'versión tour' e incorpora el audio de un concierto especial en TVE, remezclas variadas, versiones en acústico y el especial televisión completo.
Con el apoyo tecnológico de la compañía coreana LG, el músico armará un escenario 'dinámico' que cuenta con 28 motores de velocidad variable, tres cortinas gigantes de Leds y 100.000 vatios de luz para conseguir que cada interpretación tenga una ambientación única e irrepetible, en un proyecto de iluminación que lleva la firma del diseñador Luis Pastor (Lighting Designer: Amaral, Nacho Cano, etc.). Los conciertos de Madrid darán lugar a una película en 3D sobre la gira para el nuevo (y exitoso) circuito cinematográfico de actuaciones proyectadas en cines. Pero ojo, a pesar de todas las innovaciones de ingeniería espectacular, Sanz no prescinde del excitador, ese prolongador frontal del escenario donde se acerca mucho más a su público y al que le saca gran rendimiento emocional.
Como es lógico (y preceptivo) en el programa aparecen tanto temas nuevos, pongamos por ejemplo como ese aguerrido 'Peter punk' con el que se inicia la función, como todos aquellas italianizantes baladas de sus inicios con las que despegó como fenómeno de masas. Material readaptado para directo por el guitarrista neoyorkino de jazz Mike Ciro (Stevie Wonder, Michael McDonald, Stanley Clarke, George Duke, Lenny White, David Sanborn, David Bowie.) que dirige una banda de nueve miembros de acompañamiento, aunque desde siempre Sanz se reserva momentos para, solo él, recordar cómo fue el nacimiento de algunas de sus más preciadas canciones.
Tras finalizar sus conciertos en España, a vuelta de verano (es que puede porque su agenda se estira cada día y va ya por tres fechas añadidas en Madrid y dos en Barcelona), su

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ALEJANDRO SANZ Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates