Latest News

Alejandro Sanz, una locomotora exprés

Alejandro Sanz dice haber encontrado la luz después de la oscuridad, un panorama de indudable peso lumínico que explica el gran argumento de su último disco, Paraíso express (Warner), que presentará esta noche en concierto en Barcelona. Como en otras visitas, el músico madrileño afincado en Miami oficiará el encuentro con su afición local en el Palau Sant Jordi (21.30 h) con su aforo casi vendido a media tarde de ayer. Ante la demanda, la promotora del concierto ha programado una segunda fecha (15 de septiembre) en idéntico espacio.

En el concierto de esta noche, según comentó ayer en un empático encuentro con medios de comunicación barceloneses, buscará un equilibrio entre los temas inevitables que siempre le pide el respetable, algunos temas de sus primeros discos que no interpretaba desde hacía años y una generosa muestra de su citado último álbum. Una obra que él no considera sobreproducida ni que sea un regreso a sus orígenes sonoros, repleta de baladas y "de cosas muy distintas, que refleja un proceso en estos últimos años como cuando después de la oscuridad aparece la luz". "Creo que con este trabajo –añadió– he comenzado una nueva etapa en la manera de tratar la música y, como es lógico, donde se refleja una nueva etapa en mi vida. En la oscuridad se aprenden muchas cosas que en la luz ni siquiera ves". Y aseguró que las letras allí contenidas no hablan de su vida particular ya que "jamás he intentado ser autiobiográfico, y mucho menos, reconroso".

"No hay un regreso a mis orígenes musicales porque lo que podríamos considerar como la esencia sigue estando allí. Sí que no aparecen las composiciones elaboradas desde parámetros del flamenco tan habituales en mis producciones anteriores, como también es verdad que este es el primer disco donde no me he encargado totalmente de los aspectos armónicos y melódicos de las canciones", concedió el autor de Amor partío. La gira española arrancó el 1 de mayo en Córdoba después de un periplo por tierras latinoamericanas –con enfrentamiento con Hugo Chávez incluido– y se detuvo dos noches en Madrid, grabadas en 3D con la intención futura de exhibirlas en salas de cine. Sanz estará arropado por nueve músicos, dos colegas invitados que "son una sorpresa" y una impresionante escenografía inédita en su trayectoria, consistente en una gran pantalla led de 140 metros cuadrados que se adaptará a cada canción creando un escenario con multitud de dimensiones ópticas. Ello no quiere decir que "estos avances tecnológicos tan espectaculares vayan a quitar emoción a las canciones", aunque, según prometió, el despliegue tecnológico no restará emoción a las canciones. "Me he sentido en escenarios totalmente fuera de lugar, y no me interesa montar un espectáculo al modo del Cirque du Soleil". Un montaje que, al menos en su periplo español, no podrá contar con la presencia de la cantante Alicia Keys, que participó en el tema Looking for paradise del disco de Sanz. "Yo no tenía ningún interés en incluir colaboraciones en mi disco, después de haberlo hecho con Shakira y cuando Miguel Bosé había publicado un disco como Papito repleta de ellas. Pero un día en Nueva York me puse a improvisar con una guitarra delante de ella y la química musical apareció. La improvisación es como el primer beso, te descubre algo de una persona que no descubres ni aunque estuvieras hablando un año con ella".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ALEJANDRO SANZ Designed by Templateism.com Copyright © 2014

Imágenes del tema: Bim. Con la tecnología de Blogger.
Published By Gooyaabi Templates